Archivo por meses: enero 2016

Para los que ya perdieron la Empatía

No te conviertas en Robot

Actualmente la Diabetes es ya como una epidemia, y hay tanta gente viviendo con diabetes tipo 2, que cuando lo mencionan, las personas suelen responderle: ¡pero si no pasa nada!, es cuestión de que te acostumbres, hay peores enfermedades, no es nada del otro mundo, es solo cuestión de hábitos.

Yo quisiera que de verdad te pusieras en los zapatos del otro, y tratarás de  entender lo que implica que te digan: “tienes diabetes”. ¿Te acuerdas cuando apenas comenzabas a manejar y fue la primera vez que salías a una avenida muy transitada tu solo? ¿O cuando fue tu examen profesional? ¿La primera vez que te pusieron una inyección o que entraste a una cirugía? ¿Recuerdas cuando ese ser que tanto amabas te dejo, o te pidieron el divorcio? Sentiste ese miedo, nervios, que tu estomago se revolvía, pero principalmente sentiste Angustia. ¿Lo recuerdas?

Imagínate sentir eso, acompañado de sorpresa, shock, mucho dolor, culpa. Y que te digan que no se irá, que esa situación ya no tiene vuelta atrás, que te vas a acostumbrar, que no llores; pero que todos los días tendrás una experiencia como esa. ¿Suena divertido? A mí me parece que NO.

Por lo regular, para la mayoría suele ser una noticia bastante fuerte cuando te diagnostican diabetes. Sé que para algunos profesionales de la salud, que ven a diario personas que viven con diabetes, cuando llega una que ha sido  recién diagnosticada, quisiéramos que en ese momento comprendiera lo fácil que puede ser vivir así, que su vida continuará y que llorar no sirve para nada. Déjame decirte, que no es así de fácil.  Lo peor que podrás decirle es: “Ánimo, tu puedes, échale ganas, para qué lloras, no debes sentirte triste”. Porque aunque tú lo hagas con la mejor de las intenciones, los mensajes que le estas dando a la persona con esas frases es que: no se ha esforzado lo suficiente, el “ánimo” no te ayuda para nada, y de alguna forma, le estamos diciendo que llorar y el sentirse triste es equivocado.

Definitivamente, en estos momentos, lo que más se necesita es ser escuchado, sentir apoyo, permitirle llorar, sentir su dolor, y expresar sus dudas, sus miedos, su angustia, y decirle, que aunque no podemos cambiar en ese momento lo que siente, lo apoyamos, y no estará solo.

Es una locura, intentar “dar ánimos”. Me enoja, me enfada, que haya personas que no puedan comprender esto. Siempre recuerda uno de los momentos de más dolor para ti, o alguna pérdida grande que hayas tenido, e imagínate lo que te hubiera gustado que te dijeran. Por más cansado que estés, no te olvides de esto. Que lo que tú ya conoces a la perfección, “que con diabetes se puede vivir más sano y mejor”, es algo que apenas lo va a descubrir el paciente, y que hasta ese momento lo único que conocía de la diabetes es que su tío murió por complicaciones, porque tenía “diabetes de la mala” y lo vio sufrir mucho. No es lo mismo cuando ya recorriste un camino y lo conoces muy bien, que cuando apenas lo vas a comenzar y no sabes que hay en el otro lado, ¿verdad?

Para el paciente o persona recién diagnosticada es un camino nuevo, y por lo tanto, es tenebroso, lo ve inseguro, con angustia; por eso lo mejor que le podemos decir es que lo vamos a acompañar. Y si además de esto, educamos a la familia, o a las personas con las que más convive, ya hicimos un trabajo excelente. Cuando tienes una persona que quieres, y que además se interesa por ti y te ayuda, es de las mejores medicinas, para recorrer con más fuerza ese nuevo camino.

Les quiero pedir, que no minimicen lo duro o difícil que puede ser vivir con diabetes. Y aunque llevemos una vida normal y feliz, recuerden que hay grandes decisiones, que implican sangre y dolor diarios, para ello.

Vivir con mi bomba de insulina es de las mejores experiencias que he tenido en la vida; pero eso no le quita que también me duela, que a veces sea incomoda, y que me impacte y cansé la reacción de los demás cuando se enteran que vivo con ese aparato, y que no me lo puedo quitar.

Una vez, compararon mi bomba de insulina con el síndrome de crohn, ya que hay algunas personas que tienen que llevar una bolsita por fuera de su cuerpo, por falla de sus intestinos. Puedo tratar de imaginarme lo doloroso y duro que debe ser. Jamás entenderé por completo cuál es su sentir, así como ellos jamás entenderán cómo es vivir con una bomba de insulina. Cada una conlleva sus retos, su dolor, sus momentos difíciles, y también experiencias que nos permiten vivir mejor. No comparemos. Los dolores son dolores, y sea cual sea, merece respeto.

En esta sociedad tan difícil, en donde todo intenta ser “Vendido”, no caigamos en la trampa, que no nos conviertan en Robots, que jamás se pierda nuestra Empatía, y que podamos recordar que detrás de esa “diabetes”, hay una persona, con su valor y experiencia Singular, y un camino nuevo que apenas va a pisar. Hay una historia, y la historia siempre es única, No hay dos iguales, igual que el dolor, todos los dolores son diferentes; si escuchamos, aprenderemos a detectar estas diferencias en todas las personas.

Como cumplir tus propósitos de año nuevo

Amigos, cómo están, en base a sus solicitudes, abro esta nueva área en mi blog, para hablar también de Nutrición. Yo soy educadora en diabetes, y mi área  es la psicología, por eso no quería mezclar temas de nutrición, hasta no contar con un experto. Y por esto, Mi colega y amiga, Licenciada en Nutrición, y Educadora en Diabetes, Jocelyn Heredia, va a estar colaborando en esta área. 

Espero les guste mucho, disfruten este primer tema, y cualquier duda ya tienen mi contacto, y el de Jocelyn viene al final del artículo. 

¡¡Gracias por leernos!! 

Nora Ortega 

¿Cómo Comenzar tus Propósitos de Año Nuevo?

A estas alturas del mes, ¿algunos de los propósitos con los que comenzaste se te han hecho muy complicados?, ya sea por falta de tiempo o tal vez por que parezcan inalcanzables. Pero la verdad es que tal vez no hayas comenzado de la mejor manera.

Es por eso que te presento algunos tips para poder lograrlos.

  • Propósito # 1: Quiero bajar de peso:

Habrá que plantearse una meta realista no podemos bajar 20 kg en un mes de manera saludable, por eso hay que tratar de alcanzar un peso más realista o ajustado; que tal si en vez de bajar 20 kg comenzamos con 10kg en 5-6 meses o simplificándolo ½ kg por semana, así  a lo largo de  un año si continuamos trabajando en una buena alimentación y ejercicio se puede alcanzar esa meta.

  • Propósito # 2: Quiero comer más saludable:

A veces nuestros hábitos arraigados (es decir desde que somos niños) no son adecuados y no estamos acostumbrados a incluir frutas ni verduras en nuestra alimentación, tal vez es por eso que este es un hábito de los más difíciles de cambiar; pero no imposible.

Si definitivamente no te gustan las verduras podemos comenzar haciendo caldo o cremas a base de leche light para irnos acostumbrando a su sabor, después eligiendo vegetales más  enteros o en trocitos que puedan combinarse con algún guiso para posteriormente comenzar a probar las ensaladas y verduras al vapor. Otro tip es establecer días de la semana para su consumo por ejemplo: comeré verduras de lunes a domingo en mi comida principal, tal vez de esos días cumplas con 3-4 días pero comparado  en un inicio que tal vez ni un solo día los incluías, ya es un gran avance.

Pasa lo mismo con las frutas si no tenemos el hábito de incluirlas en  las  entre comidas o colaciones o se te olvida incluirlas, puedes  ponerte metas semanales como: voy a comer frutas  de lunes a viernes a las 5 de la tarde y poco a poco ir haciéndolo un hábito, cuando menos te des cuenta ya no las olvidaras.

Si deseas comer menos  tortilla puedes comenzar haciendo pequeños cambios, las harinas blancas o refinadas por lo general nos nutren poco y hacen que ganemos peso muy fácilmente por eso es mejor que elijas tortillas de maíz, si consumes tortillas de maíz pero la cantidad que acostumbras es más de lo adecuado puedes cambiarlas por tortillas de maíz y nopal ya que por lo general 2 tortillas de nopal equivalen a 1 de maíz.

Si no acostumbras tomar agua, puedes comenzar incluyendo aguas frescas de limón, Jamaica o pepino y endulzarlas con algún sustituto de azúcar o miel de agave para ir acostumbrándote un poco a los sabores frescos. Lo recomendado de consumo diario de agua natural son de 6 a 8 vasos o lo equivalente a dos litros.

  • Propósito #3 : Quiero hacer ejercicio

A veces por el estilo de vida que tenemos, ya sea por el constante trabajo o las horas de estudio se dificulta el realizar ejercicio. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda como mínimo 150 minutos de ejercicio a la semana para mantenerse saludable. 150 minutos tal vez parezca mucho pero qué tal si lo dividimos en 5 días a la semana es decir de lunes a viernes; 150/ 5 = 30 minutos al día.  TIP: puedes comenzar con caminata, trote ligero o baile. Recuerda no es lo mismo ejercicio que actividad física por lo que las actividades del día a día no cuentan como ejercicio.

Ahora ya sabes cómo iniciar tus propósitos, pon estos consejos en práctica y poco a poco alcanzaras tus metas.

ED. Jocelyn Heredia

Contacto: lic.jocelynheredia@gmail.com

Soy tipo 1. Tengo diabetes tipo 1.

¿Sabes identificar la diabetes tipo 1?, ¿Sabes que existen tres tipos de diabetes? la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 y la diabetes gestacional.

Cuando la gente habla en general de la “diabetes” me molesta, y más cuando generalizan y utilizan comentarios tales como “la diabetes es muy dura” “la diabetes es esa que cuando te da te cortan los pies o te quedas ciega” “la diabetes te da por comer muchos dulces”.

Ciertamente con los tres tipos de diabetes se puede vivir muy bien, y con educación, no llegar a las complicaciones. No existe solo la “diabetes”, tiene tipos, y es importante identificarlos y reconocerlos. Acostúmbrense a decir “vivo con diabetes tipo 1, o vivo con diabetes tipo 2, o diabetes gestacional”.

Personas mueren, en especial niños, y es tan doloroso y lamentable, porque mueren precisamente por no saber identificar a la diabetes tipo 1. Porque cuando hablamos de “diabetes” solo nos imaginamos a la gente adulta, o con sobrepeso. Y cuando se trata de un niño, los doctores se tardan más en pensar que podría ser “diabetes tipo 1”. Basta de esto.

Ayudemos todos, participemos, y pongamos nuestro granito de arena. Cuando a mi preguntan ¿usted tiene diabetes?, no solo respondo “si”, respondo: “si, Tengo diabetes tipo 1”. Puede ayudar tanto, hacer esa pequeña diferencia.

Cuando estaba dando clase, mis alumnos me preguntaron por mi bomba de insulina, les platiqué lo que es, y justamente una chica me preguntó: “¿maestra le dio diabetes por comer muchos dulces?”, y de nuevo, recalqué que vivo con diabetes tipo 1, y les expliqué que no da por comer muchos dulces, ni por obesidad; sino por un proceso autoinmune.

Si yo no hubiera especificado lo que es la diabetes tipo 1, todos mis alumnos se hubieran ido con fantasías acerca de la diabetes, y creyendo que me dio por comer muchos dulces. Eduquemos, no perdamos oportunidades.

Me encantó, terminar la clase, y que además de haber conocido más sobre la materia que les imparto, mis alumnos también se fueron con la idea de que hay más de un solo tipo de diabetes, y  conocieron a la diabetes tipo 1.

Les comparto los principales síntomas de la diabetes tipo 1:

  • Constante necesidad de orinar
  • Sed inusual
  • Hambre extrema
  • Pérdida inusual de peso
  • Fatiga
  • Irritabilidad

Pueden consultar más información en:

http://www.diabetes.org/es/informacion-basica-de-la-diabetes/sintomas-de-la-diabetes/

http://www.bd.com/mx/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=3273

El Resumen de este año con mi Diabetes: ¡Bienvenido 2016!

Este año fue muy especial para mí. Por eso ahora que ya estamos por finalizar este 2015, quise dedicarle un escrito en mi blog.

Para comenzar llegó Valentina (mi bomba de insulina) a mi vida. Fue una gran sorpresa para mí, y un momento lleno de felicidad. Dudo que algún día se me olvide ese momento.

Valentina ha sido un gran cambio en mi vida con diabetes, facilitó mi tratamiento, y ahora hago cosas que jamás imaginé hacer. Recuerdo que lo primero que comí utilizando mi bomba de insulina, fue un coctel de camarones. ¡Nunca lo había probado! Y lo escribo con lágrimas de nostalgia. Lo comí con ayuda de mi bomba de insulina, del conteo de carbohidratos y una educadora en diabetes.

Aun así hay muchísimos alimentos que aun en esta fecha no he probado, y que definitivamente no los necesito. También aprendí a no satanizar los dulces, pan o alimentos altos en carbohidratos; teniendo en cuenta que realmente podemos comer de todo, solo que el secreto está en las porciones y en cómo combinamos esos alimentos.

Con Valentina no hay límites, puedo hacer cualquier cosa sin preocuparme de que me dé una baja de azúcar utilizando los maravillosos basales temporales.

Después en Agosto llegó Genteel a mi vida. Otro cambio impactante para mí. Genteel es un lancetero indoloro. Me reviso la glucosa aproximadamente 7 o más veces al día. Mis dedos están llenos de ampollas que ya no se quitan. En algunos dedos tengo cayo, y esta endurecido esa parte de la piel. Así que Genteel es un gran alivio para mis dedos, ya que principalmente lo utilizo para picarme la palma de la mano y darle un merecido descanso a mis dedos.

Sin duda la tecnología da respiros muy profundos, lo lamentable es que no está al acceso de todos. Y esos respiros los merecemos todos.

Algo que descubrí con más fuerza este año, es que soy muy buena para hablar en público. Y esto me permitió dar varias conferencias en diferentes lugares, entre ellas, hable sobre el síndrome burnout en diabetes, el proceso de duelo y los siete hábitos para alcanzar el éxito en el control de la diabetes.

Simplemente puedo decir que amo estar en el escenario y conectarme con todas las personas que me miran, hablar de mi diabetes, y transmitirles algo que les pueda ayudar; ellos me inspiran y al mismo tiempo, yo me convierto en una inspiración para ellos. Simplemente maravilloso.

Y por último, un evento que me marcó notablemente, fue integrarme a diabetesLA en Julio de este año, un grupo de blogueros de Latinoamérica, que trabajamos en redes sociales unidos por la diabetes. La última reunión que tuvimos este año fue en California, y de lo más valioso para mí es haber encontrado apoyo entre pares. ¡Nada se compara con este tipo de apoyo!

En este año, especialmente, me di cuenta de que hay muchas personas que se preocupan o están interesadas en el tema de la diabetes, pero que somos realmente muy POCOS los que verdaderamente estamos haciendo algo. Me di cuenta que no sólo es suficiente “sentir, desear, pensar”, sino que hay que Actuar, Educar, Informar, Visitar, Hablar, Escribir, Compartir, Luchar.

En este 2016 más que nunca, me comprometo a Actuar por la diabetes.

Mis mejores deseos para todos, con cariño

Nora Ortega.

11218933_414259705429959_7945455435456382900_n11802013_10152968316591837_1710744637_n