Hablar de complicaciones ¿Para Asustar o para Educar?

Un tema muy controversial en Diabetes son las Complicaciones. ¿Qué persona que viva con diabetes no sabe de complicaciones? Creo que ninguna, al menos, como mínimo las habrá escuchado mil veces, como amenaza o castigo por no cuidarse lo “suficiente”, aunque no sepa muy bien de que se tratan. Y lamentablemente, la mayoría las ha escuchado como una “historia de terror” o peor aún, casi como sinónimo de la diabetes.

Esta situación me hace enojar muchísimo, cuando “profesionales de la salud” culpabilizan a las personas por presentar complicaciones, cuando ni siquiera estas personas recibieron la educación primordial en diabetes necesaria para que no sucediera. Y aún, teniendo toda la información necesaria tener una complicación no siempre está bajo el control de las personas, todos los organismos somos diferentes; así que sería imposible responsabilizar o culpabilizar siempre a las personas que viven con diabetes de tener alguna complicación.

Y tampoco es mi intención responsabilizar solo a los profesionales de la salud; mi objetivo es dar una idea diferente sobre este tema, promoviendo el trabajo en equipo entre profesionales de la salud y los pacientes; logrando que sea  mucho más sencillo prevenir las complicaciones.

La reacción primordial que escucho a diario  de mis pacientes que viven con diabetes en la consulta es el MIEDO. Miedo, a las complicaciones. Porque cuando les dan su diagnóstico, la premisa primordial que se utiliza es: “si no te cuidas llegarás a las complicaciones”. Pero No les dicen CÓMO cuidarse. Decirles que tienen que “cuidar su alimentación, tomar medicamento y hacer ejercicio físico” no es decirles cómo cuidarse, ni tampoco brindar educación en diabetes. Siempre me he preguntado qué pasaría, ¿si en vez de eso, la persona que nos dé el diagnóstico, nos explicará mejor lo que tenemos que hacer, cómo cuidarnos, y las ganancias positivas que tendremos en nuestra vida al momento de cambiar a un estilo de vida más saludable? ¿Qué tal intentar eso en vez de sólo asustarnos, y hablarnos de complicaciones?

En un estudio (Sutton y Hallett, 1988) se encontró que una técnica utilizada es el de “señales de amenaza” por medio del cual se motiva a la comunidad a cambiar sus hábitos a través del miedo. Es decir, se utiliza hablar de las complicaciones para inducir Miedo en quienes vivimos con diabetes, con el supuesto objetivo de que cambiemos nuestra conducta, es decir, los hábitos que no son buenos para nuestra salud.

Siguiendo con el estudio, estos autores demostraron que estas señales de amenaza pueden ser efectivas al motivar a los individuos para adoptar actitudes más “saludables”, siempre y cuando vayan acompañadas de instrucciones específicas para la ejecución de la conducta deseada.

Es decir, que ellos confirman que puede ser beneficioso provocar “miedo” para generar cambios en la conducta de las personas, pero siempre y cuando también se les diga cómo conseguir esos cambios deseados. ¿Realmente pasa así? Jamás. He visto miles de propagandas en páginas y clínicas para la atención en diabetes, en donde sus mensajes están llenos de terror, muestran a personas que llegaron a complicaciones (personas con amputaciones, que perdieron su vista o con insuficiencia renal) y en ninguno de sus mensajes va acompañados de algún mensaje que diga Cómo si lograr tener una vida mejor con diabetes, o a qué se refieren con que llegue a “controlar” mi diabetes. Las propagandas de terror, solo se quedan ahí, en el Miedo, sin beneficio alguno. ¿Por qué?

Aquí viene otro estudio. Un estudio (Self y Rogers, 1990) encontró que las amenazas en exceso pueden estimular a la persona a usar procesos internos de afrontamiento para ignorar, minimizar o incluso rechazar la amenaza; y al igual que el estudio anterior, descubrieron que si la amenaza se acompaña de información que indique a la persona como enfrentarla, esto produce cambios significativos en los hábitos relacionados a la salud.

Así que ya lo saben, las campañas de terror utilizadas por muchos para hablar sobre las “complicaciones” no sirven de nada, al contrario, solo provocan que la gente huya y evada más su diabetes.

Hasta cuando entenderán que quienes vivimos con diabetes, ya estamos cansados de escuchar sobre “complicaciones”, mejor ¿Por qué no nos hablan de cómo realmente cuidar de nuestra diabetes, sobre todo lo que se gana y se aprende viviendo con diabetes, y qué hacer si es que llegara en algún momento alguna complicación?

Aún espero una respuesta. Hasta ahora nadie me ha hablado sobre ello. Lo he tenido que aprender yo sola.

4 pensamientos en “Hablar de complicaciones ¿Para Asustar o para Educar?

  1. Dr Héctor Arriaga

    Hola Nora.

    Tienes toda la razón en tu comentario. Me gustaría complementar con unas opiniones personales al respecto.

    Yo soy Endocrinólogo pediatra recientemente egresado ( tengo 3 años de ejercicio profesional), y a la gente de nuestra generación se le ha enseñado precisamente lo que tu mencionas, que las complicaciones las debemos comentar con el objetivo de que el paciente pueda evitarlas, y queda claro que asustar a los pacientes no lleva a un buen desenlace, ya que la relación médico.paciente se afecta mucho cuando eso sucede.

    SIn embargo, es muy frecuente que algunas mamás nos pidan que “regañemos ” al niño porque en casa no siguen las indicaciones de la nutrióloga o las recomendaciones de tratamiento, y eso a muchos médicos nos pone en un dilema. Personalmente mucha gente se enfada conmigo porque yo no regaño a los pacientes,; al contrario, llamo la atención a los padres, ya que como dice la ley, ellos serán su responsabilidad hasta la mayoría de edad. Además, les recuerdo que un niño o adolescente no sabe ( y no debe saber) las repercusiones sociales que representa vivir con una complicación de la diabetes.

    Definitivamente el enfoque debe cambiar, y hacer responsable al paciente de su enfermedad, sin embargo, a mucha gente no le gusta lidiar con una enfermedad con tantos matices como la diabetes, y prefiere relegar responsabilidades al personal de salud.

    Ojalá sirva esto para poner a discusión hasta donde debe llegar la tarea de todos los implicados en el tratmiento de los chicos con diabetes, con el objetivo de que tengan una vida plena y libre e complicaciones

    drhectorarriaga@gmail.com

    Responder
    1. Nora Ortega Autor

      Excelente su opinión doctor, y le agradezco mucho que me la comparta.
      Nos deja pensando en que hay demasiado trabajo por hacer, bien lo dice usted, un menor de edad no es responsable aún de su salud. Es de sus padres,
      pero si luego sus padres quieren delegar esa responsabilidad a usted….pues nunca vamos a terminar.
      Definitivamente concuerdo en que nosostros como profesionales de la salud, no vamos a estar supliendo las funciones de los padres,
      ni mucho menos vamos a estar “regañando a los niños”, creo que hay otras tecnicas mucho mejores que nos pueden servir a todos. Después escribo un poco más sobre eso, para complementar, y de nuevo, otra vez gracias por su comentario. Muchos saludos!!

      Responder
  2. Pingback: Las complicaciones que tanto nos preocupan - Jaime, mi dulce guerrero

  3. Pingback: #diabetesLA opina: Las complicaciones de la diabetes | #diabetesLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *