Archivo de la etiqueta: conteo de carbohidratos

Mi cumpleaños y mi diabetes tipo 1

Hola  a todos, estoy de regreso. Les pido una enorme disculpa, ya que por motivos de trabajo no me había dado el tiempo de escribirles tanto como yo quisiera. Pero aquí seguiré, acompañando a todos los que así lo deseen.

Hoy les quiero hablar de los cumpleaños. ¿A ti te gusta el día de tu cumpleaños? ¡A mí me encanta! Desde pequeña mi familia me enseñó que es un día especial y un día para estar con la gente que quieres y ser agradecido por lo que tienes en tu vida. Siempre he festejado mi cumpleaños, aunque fuera sólo con un pastel. Pero todo cambió cuando llegó la diabetes tipo 1 a mis 9 años de edad. Los dulces, bebidas, pastel, pan dulce, y entre otros, fueron negados para siempre el resto de mi infancia.

Mi niñez estuvo rodeada de pasteles y dulces con splenda, sin azúcar, bajos en grasas y demás. Se volvió demasiado especial el día de mi cumpleaños, ya que a partir del día que me diagnosticaron diabetes tipo 1, mi mamá me permitía comer una rebanada de pastel “normal” y de verdad que era toda una ilusión para mi esperar a que ese día llegara.

Pasaron los años y por fin conocí más educación en diabetes, y también el maravilloso conteo de carbohidratos. Se acabaron estigmas, mitos, etiquetas, limitaciones con mi familia y amigos. Pero No se acabó la ignorancia, los señalamientos, los mitos y etiquetas en la sociedad.

Hay mucha confusión respecto a este tema. El conteo de carbohidratos nos da la libertad de prácticamente comer como personas “normales”. Pero en la normalidad entra una alimentación balanceada, con frutas, verduras, proteínas, grasas, etc. Como se supone todos deberíamos comer. Pero también entran algunos permisos, como de vez cuando poder comer algún dulce, rebanada de pastel, alimentos con grasa como pizza o una hamburguesa. Es posible comer estos alimentos gracias al conteo de carbohidratos, y a la tecnología, como por ejemplo las bombas de insulina, que hacen que sea muy fácil administrar insulina para este tipo de alimentos.

Implica también responsabilidad el conteo de carbohidratos, no estoy diciendo que todo el día nos la vamos a pasar comiendo dulces, pero tampoco merecemos un castigo cuando comemos uno.

Nuestra vida con diabetes tipo 1 ya de por si es complicada, y la siguen complicando algunas personas con comentarios. Te señalan o te miran extraño si te estas comiendo una rebanada de pastel o una galleta.

Me duele mucho ver como aún hay niños o adultos sufriendo, creyendo que su vida con diabetes tipo 1 es una desgracia, y los saturan de limitaciones.

La diabetes no te limita en nada, ¡¡Con educación TODO lo puedes hacer!!

En mi cumpleaños me sigue encantando celebrar y si, sigo comiendo mucho pastel, y una comida especial ese día. La diferencia es que ya no tengo que esperar a que sea mi cumpleaños para probar una rebanada de pastel. Esa limitación ya se acabó.

Comiendo una rebanada de pastel en mi cumpleaños 28

Dejemos la ignorancia, las etiquetas, y los juicios hacia las personas que vivimos con diabetes, y no piensen que la comida es una limitación para nosotros.

Celebren siempre su cumpleaños, muy grande y con pastel!!

Mi cumpleaños 28

El Resumen de este año con mi Diabetes: ¡Bienvenido 2016!

Este año fue muy especial para mí. Por eso ahora que ya estamos por finalizar este 2015, quise dedicarle un escrito en mi blog.

Para comenzar llegó Valentina (mi bomba de insulina) a mi vida. Fue una gran sorpresa para mí, y un momento lleno de felicidad. Dudo que algún día se me olvide ese momento.

Valentina ha sido un gran cambio en mi vida con diabetes, facilitó mi tratamiento, y ahora hago cosas que jamás imaginé hacer. Recuerdo que lo primero que comí utilizando mi bomba de insulina, fue un coctel de camarones. ¡Nunca lo había probado! Y lo escribo con lágrimas de nostalgia. Lo comí con ayuda de mi bomba de insulina, del conteo de carbohidratos y una educadora en diabetes.

Aun así hay muchísimos alimentos que aun en esta fecha no he probado, y que definitivamente no los necesito. También aprendí a no satanizar los dulces, pan o alimentos altos en carbohidratos; teniendo en cuenta que realmente podemos comer de todo, solo que el secreto está en las porciones y en cómo combinamos esos alimentos.

Con Valentina no hay límites, puedo hacer cualquier cosa sin preocuparme de que me dé una baja de azúcar utilizando los maravillosos basales temporales.

Después en Agosto llegó Genteel a mi vida. Otro cambio impactante para mí. Genteel es un lancetero indoloro. Me reviso la glucosa aproximadamente 7 o más veces al día. Mis dedos están llenos de ampollas que ya no se quitan. En algunos dedos tengo cayo, y esta endurecido esa parte de la piel. Así que Genteel es un gran alivio para mis dedos, ya que principalmente lo utilizo para picarme la palma de la mano y darle un merecido descanso a mis dedos.

Sin duda la tecnología da respiros muy profundos, lo lamentable es que no está al acceso de todos. Y esos respiros los merecemos todos.

Algo que descubrí con más fuerza este año, es que soy muy buena para hablar en público. Y esto me permitió dar varias conferencias en diferentes lugares, entre ellas, hable sobre el síndrome burnout en diabetes, el proceso de duelo y los siete hábitos para alcanzar el éxito en el control de la diabetes.

Simplemente puedo decir que amo estar en el escenario y conectarme con todas las personas que me miran, hablar de mi diabetes, y transmitirles algo que les pueda ayudar; ellos me inspiran y al mismo tiempo, yo me convierto en una inspiración para ellos. Simplemente maravilloso.

Y por último, un evento que me marcó notablemente, fue integrarme a diabetesLA en Julio de este año, un grupo de blogueros de Latinoamérica, que trabajamos en redes sociales unidos por la diabetes. La última reunión que tuvimos este año fue en California, y de lo más valioso para mí es haber encontrado apoyo entre pares. ¡Nada se compara con este tipo de apoyo!

En este año, especialmente, me di cuenta de que hay muchas personas que se preocupan o están interesadas en el tema de la diabetes, pero que somos realmente muy POCOS los que verdaderamente estamos haciendo algo. Me di cuenta que no sólo es suficiente “sentir, desear, pensar”, sino que hay que Actuar, Educar, Informar, Visitar, Hablar, Escribir, Compartir, Luchar.

En este 2016 más que nunca, me comprometo a Actuar por la diabetes.

Mis mejores deseos para todos, con cariño

Nora Ortega.

11218933_414259705429959_7945455435456382900_n11802013_10152968316591837_1710744637_n

Cómo te cambia la Vida… con una Bomba de Insulina!

 

 

1424439256118

 

Un pequeño aparatito en mi abdomen, me ha cambiado mi vida por completo.

Esto fue posible gracias a Medtronic; es una empresa internacional, donde su objetivo principal es crear terapias, para alcanzar aliviar el dolor de las personas que padecen una enfermedad crónica, restaurar la salud y prolongar la vida.

Y vaya que si lo hacen. Medtronic me ha donado una bomba de insulina, para mejorar mi calidad de vida. Es un acto completamente humano, ya que una bomba de insulina es un aparato muy costoso. Me llena de alegría saber que si existen empresas en donde no solo buscan su propio beneficio, sino que predican verdaderamente su misión, permitiendo que la vida de miles de personas sea mejor y más sencilla.

Una bomba de insulina es un pequeño dispositivo portátil que suministra insulina de acción rápida las 24 horas del día. Se administra la insulina a través  de un catéter y una cánula que se implantan bajo la piel. Es necesario cambiar el catéter cada tercer día.

Puedes cambiar la dosis de insulina según tus necesidades, es decir; si vas a realizar ejercicio, o si hay días de enfermedad, etc. Te permite comer una cantidad más amplia de alimentos; pero es indispensable saber el método de conteo de carbohidratos.

Es necesario seguir utilizando el glucómetro, y monitorearse la glucosa. La bomba es exclusiva para administrar insulina; pero también cuenta con alarmas que te permiten recordarte monitorearte a las dos horas después de los alimentos. Además de poder suministrar medias unidades de insulina, o con los decimales que tú quieras. ¡Cualquier dosis se puede con una bomba, por más pequeña o grande que sea!

Lo que más me ha gustado de la bomba de insulina:

  • Poder comer una amplia gama de alimentos. Olvidarte de los problemas que te ocasionan, por ejemplo, las grasas, ya que puedes utilizar los “bolos duales” que te ayudan perfecto para poder comer alimentos altos en grasa.
  • Modificar las dosis de insulina según tus necesidades, al realizar ejercicio, días de enfermedad; incluso durante el día y por la noche puede ser una dosis diferente.
  • La precisión para administrar la insulina que la calcula la misma bomba, y esto ayuda a tener menos hiperglicemias o hipoglicemias.
  • Las alarmas que te recuerdan monitorear tu glucosa.
  • El control de tu diabetes es más sencillo, ya que si traes alta la glucosa o tienes hambre y quieres comer algo; solo tienes que presionar un botón que administra la insulina que tú hayas calculado a tu cuerpo.
  • Y lo más maravilloso: Olvidarte de las 4 o más inyecciones diarias de insulina ¡Qué otra cosa se podría pedir!

Y entre lo único que no me ha gustado:

  • Ir al baño, y estar con la preocupación de que se me vaya a caer la bomba, o que por alguna razón se desconecte el catéter de mi cuerpo, y me quede sin insulina un determinado tiempo.

En fin, nuevamente GRACIAS a MEDTRONIC.

Espero que pronto estos avances en la tecnología puedan estar al alcance de muchas personas, y no solo de un porcentaje muy reducido de la población.

Una parte del Estigma Social en Diabetes

Hoy quiero escribir un poco sobre el estigma social en Diabetes; en donde por supuesto predomina la desinformación.

Recuerdo que cuando era pequeña, mis padres solo les decían a ciertas personas que tengo Diabetes, a los familiares, y a la gente más cercana (amigos, maestros). Pero la gran mayoría de la gente que me rodeaba no sabía.

Recuerdo que una vez, fui con mi mamá a la casa de una de sus amigas (que sabe que tengo diabetes), estaban platicando, y no recuerdo cómo, pero salió el tema de la Diabetes. En aquel entonces, yo paraba la oreja de inmediato, cuando escuchaba la palabra “diabetes”. Y esa señora habló de forma espantosa de la Diabetes (sin conocerla realmente); dijo que era un terrible padecimiento, y empezó a contar las típicas historias de “terror” del señor que le cortaron las piernas, de la señora que quedo ciega, etc… en verdad que fue espantoso lo que sentí en aquella época, estaba muy chica, y aún no conocía a la Diabetes como la conozco ahora, así que me asuste. Y me asuste muchísimo.

La verdad, no me quedaron ganas de compartir con la gente que tengo Diabetes, al contrario, sentía un profundo miedo y temor, y de cierta manera, creo que hasta me avergonzaba. Lo recuerdo, y pienso “que lamentable”, que triste que por gente que no conoce de la Diabetes puedan perjudicar la vida de un niño, o de cualquier persona con Diabetes. Y etiquetarnos como “pobresito”, “debe ser muy feo” “lástima que sufra desde tan pequeño”……es decir, dan por hecho que por tener Diabetes se sufre, se vive una vida difícil y dolorosa…. ¿que no eso es decisión de cada persona?, y cada ser humano decide cómo será y como llevará su vida, independientemente del hecho de tener Diabetes o no.

Cambió mi perspectiva con la Educación. Poco a poco fui empapándome de información, y me di cuenta de que realmente la única autora de esta historia con Diabetes soy YO, nadie más. Y que mi futuro está en mis manos, no en las creencias de los demás.

Respeto las opiniones de todos, y sé que han sucedido muchas historias tristes o dolorosas con la Diabetes, pero no podemos “generalizar”, mucho menos “etiquetar”. Cada persona es única, así que cada vida de una persona con Diabetes, también es única, no demos por hecho el futuro que tendrá esa persona por tener Diabetes; porque eso es solo algo que le corresponde decidir a la persona en cuestión.

Una vez me preguntaron: ¿qué es lo más difícil para ti de tener Diabetes?, y pensé en tantas cosas…pero definitivamente una fue más fuerte que todas: “el estigma social” respondí. El tener que lidiar diariamente con los mitos, creencias erróneas, y “lástimas” de las demás personas, es muy desgastante. Muchas veces tengo que explicar en un mismo día, más de un vez, que la insulina no es mala, que puedo comer muchas cosas con el conteo de carbohidratos, que no tengo ninguna complicación, y principalmente, que decido ser feliz cada día teniendo Diabetes.

Solo podemos dar una verdadera opinión cuando conocemos bien un tema; así que si no tenemos nada bueno o verdadero que decir sobre la Diabetes, o las personas que la tenemos, mejor no digamos nada. ¡Vamos a educarnos!

Esto es solo una parte de la cuestión del estigma social, realmente el tema va mucho más allá, e involucra otras cuestiones como la discriminación por tener Diabetes; sobre lo que después escribiré. ¡Saludos!

Mis Momentos con Diabetes

 

Quiero comenzar este blog, compartiendo un poco de mi vida…..con Diabetes. ¡Me encantará que ustedes me conozcan y yo conocerlos a ustedes también!

Tengo diabetes tipo 1, fui diagnosticada cuando tenía 9 años de edad. Realmente no generó mucho impacto en mí a esa edad; pero para mi familia sí. A mí me cayó “el veinte” varios años después. Ahora ya tengo 15 años viviendo con diabetes tipo 1, que próximamente, en unas semanas se convertirán en 16 años.

Actualmente llevo un control excelente. Mi última hemoglobina glicosilada, salió en 5.6%. Manejo muy bien el conteo de carbohidratos, lo cual me ha ayudado mucho, ¡de verdad que te resuelve gran parte de tu vida!, me hubiera encantado conocerlo desde que me diagnosticaron, pero lamentablemente aprendí sobre el conteo de carbohidratos hasta mis 22 años de edad.

Me inyecto insulina 4 veces al día, por la mañana, comida y cena; con insulina ultra rápida (shorant, humalog o novorapid), y la insulina basal; utilizo Lantus, y en ocasiones también Tresiba. En mi opinión Tresiba es maravillosa, y sumamente práctica; pero aún está en investigaciones, así que no está un 100% segura.

Además por supuesto del monitoreo, me reviso mi glucosa aproximadamente 7 veces al día (antes y después de cada comida) y antes de dormir, y más veces cuando hay una situación especial (hipoglicemia o hiperglicemia).

Trabajo en una clínica como psicóloga, tengo consulta privada; y estudio la maestría (para saber más información detallada puedes leer los menús: Acerca de mí y ¿Quién Soy?), me levanto a las 6:00 am, y me mantengo ocupada, por lo general, hasta las 10 pm; pero esto no es ningún impedimento para cuidar mi diabetes, comer sanamente, y aplicarme mi insulina. Lo reconozco, he fallado con la cuestión del ejercicio físico; pero pienso retomarlo lo más pronto posible, ya estoy pensando en cómo acomodar mi agenda.

¿Cómo es vivir con diabetes? Les puedo decir que el día está lleno de momentos únicos, irrepetibles; y que cada experiencia te hace crecer, aprender y fortalecerte más. No piensen en el día en general, como si fuera algo estático,  comúnmente decimos: “este día ha sido de lo peor”, y apenas son las 2 de la tarde, lo cual nos prepara para seguir manteniendo un mal día; y realmente no tiene por qué ser así; yo considero que es mejor pensar en “momentos”, el día está lleno de ellos, y tú los puedes cambiar constantemente.

Hay momentos duros, difíciles, momentos en los que piensas “ya no quiero esto más”; pero de alguna manera, ese sentimiento me impulsa más, y lo convierto en un empuje hacia un momento emocionante, un momento de transformación, de donde puede salir algo mucho mejor. Y me doy cuenta de que yo soy la única autora de mi vida con diabetes, si me quedo con el “no puedo”, ahí me estancaré, no avanzaré más…pero si lo intento, puedo obtener una ganancia increíble.

Y así son Mis Momentos con Diabetes, puedo convertirlos en una experiencia, en una ganancia, es así como yo la veo, ¿cómo la ves tú?, ¿Cómo es tu vida con diabetes? ¿Qué estás creando tú?

¡Un abrazo!