Archivo de la etiqueta: psicología

¿Tú aun te escondes por vivir con Diabetes?

Me diagnosticaron diabetes tipo 1 a los 9 años. En una época en donde había poca educación, donde predominaban los mitos y sobre todo, los estigmas y etiquetas. Mis padres tuvieron que enfrentarse a esto. Y lo hicieron de la mejor manera que ellos supieron.

A mis 9 años tuve que aprender a vivir a “escondidas”. Mis padres, hermana y todos mis familiares sabían que vivo con diabetes tipo 1, pero No en la escuela, ni con mis amigos, vecinos; y mis padres tomaron estas medidas justamente para evitar ser señalada. Ellos creían que era lo mejor para mí en esos momentos.

De toda la primaria solo mi mejor amiga, mi maestra de planta, la maestra de educación física y la coordinadora de la escuela sabían que tenía diabetes, y sabían cómo manejar una baja de glucosa (hipoglicemia).

A pesar de eso, mis compañeras siempre sospechaban que “algo” pasaba conmigo, había cuchicheos, y señalamientos. Y realmente lo entiendo, esas niñas no sabían lo que me pasaba y nadie se había detenido a explicarles.

En la secundaria fue lo más duro. Creían que yo tenía “anorexia”, o me llamaban “la enferma”. Muchos me tenían lástima. Eso me hizo aislarme, querer esconderme, me daba mucho miedo que la gente supiera que vivo con diabetes. Nunca me inyecte, ni me revise la glucosa delante de ninguno de mis compañeros.

Después entré a la preparatoria. Hubo de todo. Fue una etapa difícil, porque yo quería “ser como mis compañeros”, comer como comían ellos, salir como ellos, me preguntaba ¿por qué me tenía que inyectar y ellos no? Estaba furiosa. Me daba pavor que mis compañeros se enteraran de mi diabetes. Aun así, a unos cuantos se los dije, y así como hubo algunos, que me apoyaron y hasta me ayudaban y cuidaban; también hubo otros que me juzgaron, o que me tenían mucha lástima.

Si de algo estoy segura, es que quienes vivimos con diabetes tipo 1, lo que menos merecemos es lastima. Tu lastima no me ayuda. Y quiero que sepas que vivir con diabetes me dio fortaleza, perseverancia, valentía, me hizo más empática; y de esas cualidades estoy sumamente orgullosa. Vivir con diabetes es todo un camino de aprendizaje, y no todos tienen la dicha de vivir caminos así.

La universidad fue de gran ayuda. Decidí estudiar Psicología. Una cantidad más grande de compañeros sabían que vivo con diabetes, y en mis últimos años de estudios, entré a realizar mis prácticas en un hospital, en donde atendía a niños con cáncer. Vi a niños hermosos, sabios, valientes. Ellos me enseñaron a mi más de la vida, y vi como no le tenían miedo al cáncer, ni tampoco se avergonzaban de él, poco les importaba lo que demás pensaran. No se preocupaban en estar escondiendo su condición. Y entonces me dije a mi misma: ¡ya basta!, ¡no volveré a esconder que vivo con diabetes! Tengo diabetes tipo 1, es algo que yo no decidí, y de lo cual No tengo nada de qué avergonzarme, al contrario.

Al mismo tiempo, comenzaba a ir a terapia psicológica, y cada día me sentía mejor conmigo misma y con mi diabetes. Fue como un nuevo descubrimiento, como comenzar una nueva vida, y ahora yo misma estaba trazando una historia llena de éxitos con mi diabetes.

Primera imagen que compartì en las redes sociales, anunciando que vivo con diabetes tipo 1 :)

Primera imagen que compartì en las redes sociales, anunciando que vivo con diabetes tipo 1 :)

Entré a trabajar como psicóloga en una clínica privada para diabetes, y me convertí después en Educadora en Diabetes. A partir de este momento, Jamás escondí que Vivo con Diabetes, tampoco iba con un cartel colgando y gritándole a todos que Vivo con diabetes, pero si se daba la ocasión o me lo preguntaban lo decía abiertamente. Y lo más importante, no me iba al baño para revisarme mi glucosa, ni para inyectarme. Lo más curioso es que ahora, en ocasiones si me meto al baño para revisarme la glucosa; pero  no porque me avergüence, sino porque hay días y personas más difíciles que otros, y a veces No quiero desgastarme con las mil explicaciones que tengo que dar por mi diabetes tipo 1.

Ahora mi vida es una Vida sin secretos y feliz conmigo misma. Mis familiares, mis amigos, en mi trabajo, mis vecinos, mi pareja, y en las redes sociales saben que Vivo con diabetes. La diabetes No es lo que me define, pero si mi compañera de Vida, y con la que he aprendido a luchar día con día por mi vida.

Si tú aún te escondes, y tienes miedo, ¡Sal Ya! No hay porque esconderse. No le tengas miedo a tu diabetes. Una vez escuché que si tienes un Miedo, no tratas de evadirlo, sino de Comprenderlo, de estudiarlo, y conocerlo; solo así lo puedes afrontar. Pasa lo mismo con la Diabetes, cuando la conoces bien, y conoces a tu cuerpo, le dejas de tener Miedo. Ahora tú te adelantas a ella. Y muchas veces, las demás personas te etiquetan o tienen prejuicios, justamente por ignorancia, por falta de educación en diabetes. Así que cuando te digan alguna barbaridad, ya puedes brindarles la información correcta, para que salgan de su error.

No huyas de tu diabetes, solo vencerás el Miedo, si la Conoces. Atrévete a Conocerla, y te conocerás también a ti mismo.  

Como cumplir tus propósitos de año nuevo

Amigos, cómo están, en base a sus solicitudes, abro esta nueva área en mi blog, para hablar también de Nutrición. Yo soy educadora en diabetes, y mi área  es la psicología, por eso no quería mezclar temas de nutrición, hasta no contar con un experto. Y por esto, Mi colega y amiga, Licenciada en Nutrición, y Educadora en Diabetes, Jocelyn Heredia, va a estar colaborando en esta área. 

Espero les guste mucho, disfruten este primer tema, y cualquier duda ya tienen mi contacto, y el de Jocelyn viene al final del artículo. 

¡¡Gracias por leernos!! 

Nora Ortega 

¿Cómo Comenzar tus Propósitos de Año Nuevo?

A estas alturas del mes, ¿algunos de los propósitos con los que comenzaste se te han hecho muy complicados?, ya sea por falta de tiempo o tal vez por que parezcan inalcanzables. Pero la verdad es que tal vez no hayas comenzado de la mejor manera.

Es por eso que te presento algunos tips para poder lograrlos.

  • Propósito # 1: Quiero bajar de peso:

Habrá que plantearse una meta realista no podemos bajar 20 kg en un mes de manera saludable, por eso hay que tratar de alcanzar un peso más realista o ajustado; que tal si en vez de bajar 20 kg comenzamos con 10kg en 5-6 meses o simplificándolo ½ kg por semana, así  a lo largo de  un año si continuamos trabajando en una buena alimentación y ejercicio se puede alcanzar esa meta.

  • Propósito # 2: Quiero comer más saludable:

A veces nuestros hábitos arraigados (es decir desde que somos niños) no son adecuados y no estamos acostumbrados a incluir frutas ni verduras en nuestra alimentación, tal vez es por eso que este es un hábito de los más difíciles de cambiar; pero no imposible.

Si definitivamente no te gustan las verduras podemos comenzar haciendo caldo o cremas a base de leche light para irnos acostumbrando a su sabor, después eligiendo vegetales más  enteros o en trocitos que puedan combinarse con algún guiso para posteriormente comenzar a probar las ensaladas y verduras al vapor. Otro tip es establecer días de la semana para su consumo por ejemplo: comeré verduras de lunes a domingo en mi comida principal, tal vez de esos días cumplas con 3-4 días pero comparado  en un inicio que tal vez ni un solo día los incluías, ya es un gran avance.

Pasa lo mismo con las frutas si no tenemos el hábito de incluirlas en  las  entre comidas o colaciones o se te olvida incluirlas, puedes  ponerte metas semanales como: voy a comer frutas  de lunes a viernes a las 5 de la tarde y poco a poco ir haciéndolo un hábito, cuando menos te des cuenta ya no las olvidaras.

Si deseas comer menos  tortilla puedes comenzar haciendo pequeños cambios, las harinas blancas o refinadas por lo general nos nutren poco y hacen que ganemos peso muy fácilmente por eso es mejor que elijas tortillas de maíz, si consumes tortillas de maíz pero la cantidad que acostumbras es más de lo adecuado puedes cambiarlas por tortillas de maíz y nopal ya que por lo general 2 tortillas de nopal equivalen a 1 de maíz.

Si no acostumbras tomar agua, puedes comenzar incluyendo aguas frescas de limón, Jamaica o pepino y endulzarlas con algún sustituto de azúcar o miel de agave para ir acostumbrándote un poco a los sabores frescos. Lo recomendado de consumo diario de agua natural son de 6 a 8 vasos o lo equivalente a dos litros.

  • Propósito #3 : Quiero hacer ejercicio

A veces por el estilo de vida que tenemos, ya sea por el constante trabajo o las horas de estudio se dificulta el realizar ejercicio. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda como mínimo 150 minutos de ejercicio a la semana para mantenerse saludable. 150 minutos tal vez parezca mucho pero qué tal si lo dividimos en 5 días a la semana es decir de lunes a viernes; 150/ 5 = 30 minutos al día.  TIP: puedes comenzar con caminata, trote ligero o baile. Recuerda no es lo mismo ejercicio que actividad física por lo que las actividades del día a día no cuentan como ejercicio.

Ahora ya sabes cómo iniciar tus propósitos, pon estos consejos en práctica y poco a poco alcanzaras tus metas.

ED. Jocelyn Heredia

Contacto: lic.jocelynheredia@gmail.com